Pinturas

 

La obra de María Lagrange es esencialmente obra de investigación. Este tipo de obra está constituida por una obra física, una obra teórica y una acción de transmisión y transformación pública de la misma que solicita la intervención de la sociedad y el debate de sus propuestas.

Formada desde muy joven en el ámbito argentino de las artes plásticas, el trabajo de María Lagrange se coloca en las líneas metodologícas que fundaron sus mayores y definieron al arte llamado del “Rio de la Plata”. De estos famosos grupos de referencia se pueden destacar: El taller de Torres García, el grupo Madí, el Ultraísmo, El Movimiento Espacialista y el Manifiesto Blanco de Lucio Fontana, La Nueva Figuración, entre muchos otros.

Los grupos de artistas a los que se hace referencia, contribuyeron a desarrollar el pensamiento local de la plástica en esta zona del mundo. Se centraron en el concepto de  modernización como sinónimo de evolución del espíritu colectivo y de los valores metafísicos del arte. Subrayaron la función social del artista como ideólogo y veedor de las alternativas evolucionistas donde los artistas se constituyen en voces colectivas que interpretan y desarrollan los legítimos reclamos que surgen de la realidad popular, tanto sean sociales como metafísicas.